miércoles, 3 de febrero de 2010

La magia simpática


La magia simpática es, probablemente, la magia más practicada, aunque muchas personas no consideren que están realizando un acto mágico. Por el contrario, otras personas consideran que son actos supersticiosos o tradicionales, sin cuestionarse por qué algunas personas la practican. Pues bien, ese es el tema del día de hoy.

Por magia simpática vamos a entender todo acto que se realiza con un sentido mágico, esto es, con el fin de lograr un cambio necesario. Para lograr dicho fin, la persona toma un elemento cotidiano, preferentemente natural, y realiza algo con dicho elemento, como forma de hacer gráfico su deseo de modificar las cosas. Veamos algunos ejemplos: muchas personas prenden una vela cuando un familiar se siente enfermo, o debe rendir un examen. Eso es magia, magia simpática. Alguien podría decir: "Pero si prende una vela, está practicando la magia del fuego", lo cual es verdad, pero la persona que lo hace, muchas veces no sabe eso. Esa es la diferencia. Las simpatías mágicas son actos que el ejecuntante realiza por intuición, sin basarse grandes lecturas; por el contrario, la mayoría de las recetas de magia simpática se han transmitido de generación en generación de manera oral. Un ejemplo de esto son las llamadas pinturas rupestres, o pinturas de las cavernas, donde los antiguos brujos o hechiceros pintaban -en nombre de la tribu o clan-, una caza abundante, para asegurarse así el escaso alimento.

Así pues, esta práctica no consiste en la realización de grandes rituales, ni se necesita una preparación especial para desarrollar la misma. Antes bien, en este arte -que se emparenta con los cuentos de las abuelas-, la improvización es lo que prima, junto con el deseo y las buenas intenciones de la persona que la ejecuta. Porque es ella misma, con su poder personal, la que logra el fin deseado. Recuerden que la fé puede mover montañas.

Pues bien, a continuación les ofrezco una breve lista de pequeñas recetas mágicas. Seguro que alguna de ellas, ya las conocían, o bien sus abuelas se las confiaron en secreto.

- Para la lluvia: arrojar un puñado de arroz sobre el techo y la lluvia no tardará en llegar.
- Para el dinero: colocar una hojita de albahaca fresca dentro de la billetera.
- Para alejar las energías negativas y las maldiciones colocar lirios en la entrada de la casa.
- Para que alguien no moleste con su presencia o comentarios, escribir su nombre en un papel, meterlo en una bolsita de plástico o recipiente pequeño y congelarlo en el freezer.
- Para tener sueños proféticos, meter 3 hojas de laurel en la funda de la almohada.
- Una ristra de ajos atada con un moño rojo y colgada sobre la puerta de un negocio atrae clientes y la buena suerte.
- Lustrar una moneda de alto valor un domingo al mediodía, a plena luz del sol, y guardarla en el monedero. No gastarla, ya que de esa forma, se atrae más dinero y nunca hace falta.
-Para cortar el insomnio, poner una tijera abierta bajo el colchón. También vale una cuchilla de cocina.

Y ustedes, ¿conoce alguna otra receta mágica?

2 comentarios:

  1. Por ejemplo... depositar monedas en el platillo de la planta del dinero (la llaman) atrae la fortuna.Y de paso te dejo mi "link"www.merlin8888.blogspot.com Bendiciones)O(

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario! Me daré una vuelta por tu blog. Bendiciones!!

    ResponderEliminar